¿Realmente es pan integral?

¡Hola!

En muchas ocasiones planteo esta pregunta a mis pacientes  y rápidamente obtengo una respuesta afirmativa. Sin embargo, en unos pocos segundos comienzan las dudas, ¡ya he encendido otra pequeña mecha! (Así llamo yo a ir encendiendo bombillas, bombillas de curiosidad por lo que comemos)

Para comenzar, debemos saber que un grano de trigo consta de tres partes: germen, endospermo y salvado.

  • Germen: Rico en grasas insaturadas y vitaminas. Contiene el embrión de la planta y normalmente, se extrae durante el procesamiento para alargar la vida útil de la harina blanca.
  • Endospermo: Constituye aproximadamente el 83% del grano, contiene almidón y es la parte que se muele para hacer harina blanca.
  • Salvado: Es la cubierta dura del grano que contiene fibra y minerales. Se extrae durante el proceso de fabricación de la harina blanca.grano-trigo

Como hemos visto, aunque la harina blanca y la harina integral se elaboran a partir del grano de trigo, la diferencia entre ellas es notable y reside en la parte utilizada del grano. La harina blanca o refinada se obtiene de la molienda del endospermo y la harina integral contiene las tres partes del grano, siendo rica en fibras no solubles, fitosteroles, vitamina E, ácido fólico, fósforo, magnesio, manganeso, selenio, entre otros nutrientes esenciales. 

En nuestra dieta el pan forma parte de los alimentos habituales, por nuestras costumbres, por su versatilidad y por su precio. Sin embargo, el predominio del pan blanco sigue estando vigente en España pese a que estamos más informados y conocemos los beneficios que nos aportan otro tipo de panes. Esta elección puede deberse a que los panes blancos tienen una mayor vida útil, son más atractivos al consumidor por su “blancura” y no tiene esa imagen de “pan para enfermos”.

El pan integral está compuesto por harina no refinada (integral), sal, agua y levadura. La popularidad de este pan ha ido creciendo desde finales del siglo XX, y actualmente es fácil encontrarlo, ¿o no?.

Este pan debería de fabricarse con el grano entero, no refinado. Sin embargo, muchos productos que se comercializan como “productos integrales” en realidad son de harina refinada a la que se le ha añadido salvado, responsable de ese color más oscuro.

El pan pseudo-integral o de salvado se prepara con harina refinada a la que añaden salvado. Este pan posee un alto contenido en fibra y nutrientes, pero no en la misma medida que el pan integral. Este es el pan que encontraremos en la mayoría de las panaderías/supermercados/gasolineras bajo el nombre de “pan integral”.

eiqueta-pan

Una buena forma de saber si se trata de un producto realmente integral es la textura o la consistencia densa.

Otra buena forma es fijarse en el etiquetado (si lleva) para comprobar si la harina es integral o refinada con salvado. Las palabras “harina de trigo integral” o “grano entero” deberían ser las palabras clave. Y lo que nunca falla es preguntar a tu panadero/a por la composición de ese “pan integral”.

Actualmente, no hay obligación de etiquetado nutricional, hecho que puede llevar a la confusión del consumidor por la gran cantidad de denominaciones que podemos encontrar (alto en fibra, integral, multicereales, etc.).

Cada día somos más los profesionales que recomendamos aumentar el consumo de cereales y panes integrales. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo aconseja como una estrategia para reducir el riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer y diversas patologías gastrointestinales (estreñimiento, divertículos..).

Por ello es recomendable ir reemplazando paulatinamente el pan blanco por el pan integral en nuestra mesa.

 

¿Os sumáis a cuidar vuestra salud con un pequeño gesto? Simplemente hay que empezar a leer la lista de ingredientes.

Pan multifibras ¿integral? NO, GRACIAS

 

Pan de molde integral

 

*Este último ejemplo no es el mejor pan integral que vamos a poder encontrar por su larga lista de ingredientes, sin embargo, me ha resultado complicado encontrar etiquetas de barras de pan.

Os sorprenderéis, desgraciadamente, cuando comencéis a leer etiquetas y a preguntar a vuestro panadero/a por la harina con la que está hecho vuestro “pan integral”.

 

#rompiendodietas

Cris

 

Un comentario en “¿Realmente es pan integral?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: