Las manzanas son veneno, o no

¡Hola!

Me gustaría aclarar el “famoso” video que lleva ya unos meses rondando por internet y que esta causando tanta sensación.

Para los que aún no lo hayáis visto, os dejo el enlace aquí:

¿El video es un montaje? ¿Qué es lo que cubre las manzanas? ¿Es seguro comerlo?

 

Ya os lo adelanto, S-I   E-S   S-E-G-U-R-O

 

Para que os hagáis una idea, el exterior de la mayoría de las frutas está cubierta de forma natural por una capa de cera (cera cuticular). En el caso de las manzanas, dicha cera puede retirarse fácilmente raspando la superficie con un cuchillo (como bien hace nuestro amigo).

¿A que a todos nos gusta que la fruta dure unos días en el frutero sin ponerse mala? Pues bien, eso se debe a que presenta una serie de ácidos (benzoico, acetato de etilo, etc.) los cuales, promueven la estabilidad de esta capa de cera, y además de favorecer la mejor conservación, también juegan un papel protector frente a hongos, bacterias e insectos.

cera-abeja

La cera no es sólo cosa de abejas.

OTRAS FUNCIONES:

  • Las ceras actúan como una barrera hidrofóbica, es decir, repelen el agua.
  • Reducen la pérdida de agua y la difusión de gases.
  • Aportan firmeza a la fruta.
  • Mantienen a la fruta intacta frente a los daños físicos.
  • Controla los cambios de temperatura.
  • Reflejar y atenuar la radiación ultravioleta.

La estructura de la capa protectora varía mucho de unas frutas a otras, y está asociada al crecimiento activo de los tejidos vegetales.

 

ciruelas

Las ciruelas también cuentan con una cera protectora natural

 

 

También es cierto que, algunos productores aplican sobre la superficie de las frutas unas sustancias denominadas “agentes de recubrimiento“.

Estos agentes de recubrimiento son un tipo de aditivo alimentario, y según la normativa vigente se definen como “sustancias que, cuando se aplican en la superficie exterior de un alimento, confieren a éste un aspecto brillante o lo revisten con una capa protectora“.  En general, los recubrimientos comestibles están compuestos de ceras naturales, polisacáridos y proteínas, formando un envase ideal desde el punto de vista medioambiental, puesto que son biodegradables y pueden ser consumidos con el producto. Por ello, cuando las frutas se recubren con estas películas comestibles, se crea una atmósfera modificada en el interior del fruto que redice la velocidad de respiración y por tanto, retrasa el proceso de envejecimiento aumentando su vida útil.

 

Respecto a la seguridad alimentaria, el uso de estos compuestos en alimentos no supone ningún riesgo para la salud del consumidor en las dosis de empleo previstas.

El Comité Científico de la Alimentación Humana (SCF) o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) son los encargados de la seguridad de todos los aditivos alimentarios que están autorizados hoy en día. De echo, la última reevaluación de las condiciones de utilización de los aditivos se llevó a cabo en el 2010.

ceras

Cuando la EFSA se plantea la posible exposición a un aditivo alimentario, considera el nivel máximo que se solicita para los diversos productos alimenticios en los que se pretenda utilizar. Además, la EFSA parte de la base de que se consuma diariamente la mayor cantidad posible de los alimentos en cuestión. Solo cuando esta exposición estimada en relación con los distintos productos alimenticios está por debajo de la IDA (Ingesta diaria admisible), la EFSA considera que el uso propuesto de la sustancia es seguro. Si se supera la IDA, la Comisión puede decidir restringir el uso del aditivo o no autorizarlo.

Como hemos visto, nadie no está engañando ni comemos basura (salvo la que elegimos comer). Únicamente debemos utilizar la cabeza para razonar y para preguntarnos cosas.

¿Acaso nadie se había fijado en que unas manzanas brillan (naturalmente) más que otras? ¿O es que sólo “nos meten basura” en las manzanas Fuji y no en las Golden? jeje

En resumen, comer una manzana es muy sano.

 

BIBLIOGRAFÍA:

Domínguez, E., Heredia-Guerrero, J.A., Heredia, A. (2011). The biophysical design of plant cuticles: an overview. New Phytol. 189, 938-949.   

Isaacson, T., Kosma, D.K., Matas, A.J., et al. (2009). Cutin deficiency in the tomato fruit cuticle consistently affects resistance to microbial infection and biomechanical properties, but not transpirational wáter loss. Plant Journal. 6, 363-377. 

Jeffree, C.E., (2006). The fine structure of the plant cuticle. In: Biology of the Plant Cuticle. Annual Plant Reviews, vol. 23, 11-125.

Tafolla-Arellano, J.C., González-León, A., Tiznado-Hernández, M.E., Zacarías García, L., Báez-Sañudo, R. (2013). Composition, phyisiology and biosynthesis of plant cuticle. Revista fitotécnica mexicana, 36, 3-12.

Panikashvili, D., Aharoni, A., (2008). ABC-type transporters and cuticle assembly linking fuction to polarity in epidermis cells. Plant Signal, 3, 806-809.

Reglamento (CE) 257/2010 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2010:080:0019:0027:ES:PDF

Reglamento (CE) 1333/200 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2008:354:0016:0033:es:PDF

http://www.elika.net/datos/articulos/Archivo652/berezia_agentes%20de%20recubrimiento.pdf

http://europa.eu/rapid/press-release_MEMO-11-783_es.htm?locale=en

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s